Loading…
Logo Medical Art Library

Opciones de tratamiento para la diabetes de tipo 2

Display this animation on your web site today! Click to find out how.
ID: ANH23274es
MEDICAL ANIMATION TRANSCRIPT: - En el caso de la diabetes de tipo 2, los cambios en el estilo de vida son primeros pasos importantes que pueden ayudar a controlar la glucemia o azúcar en sangre. Estos cambios pueden incluso ayudarle a prevenir, retrasar o revertir la enfermedad. Los cambios en el estilo de vida incluyen comer alimentos saludables, hacer ejercicio con regularidad, perder peso y no fumar. Es posible que también deba comprobar la glucemia, el colesterol y la tensión arterial para asegurarse de que se encuentren dentro de los niveles deseados y reducir así el riesgo de complicaciones, derivadas de la diabetes de tipo 2. Si los cambios en el estilo de vida no consiguen controlar la glucemia, el médico le recetará los medicamentos necesarios. Comer alimentos saludables puede ayudar a reducir la glucemia. Puede contribuir a ello con una alimentación basada en frutas, verduras y cereales integrales. Coma y tome refrigerios más o menos a la misma hora todos los días. Los hidratos de carbono son sustancias que el cuerpo utiliza para producir energía. Consulte a su médico sobre las comidas con el equilibrio adecuado para usted de hidratos de carbono, proteínas y grasas. Reduzca además el consumo de alimentos con alto contenido de azúcar. Hacer ejercicio con regularidad, aunque solo sea 30 minutos al día, puede reducir la glucemia y causar una pérdida de peso. Hable con su médico antes de empezar un programa de ejercicios. El sobrepeso es un factor de riesgo importante de diabetes de tipo 2. Esto es especialmente cierto si tiene mucha grasa visceral. Esta es la grasa que no se ve y que rodea los órganos del vientre. La buena noticia es que a través de la alimentación y el ejercicio, perder tan solo entre el 5% y el 7% de su peso corporal, puede ayudar a mejorar significativamente sus valores de glucemia. Es posible que necesite tomar uno o más medicamentos orales o inyectables para la diabetes, que le ayuden a reducir la glucemia. Por ejemplo, la metamorfina reduce la cantidad de azúcar producida por el hígado. También hace que el tejido muscular sea más sensible a la insulina. Las sulfonilureas aumentan la liberación de insulina del páncreas. Las tiazolidinedionas hacen que la grasa y el tejido muscular sean más sensibles a la insulina. También reducen la producción de azúcar en el hígado. Los inhibidores de la alfa-glucosidasa actúan en el intestino delgado bloqueando la descomposición de los alimentos ricos en almidón y ralentizan la absorción de algunos azúcares. Esto evita que la glucemia suba demasiado rápido después de comer. Los inhibidores de la DPP-4 permiten que las sustancias químicas útiles de su sistema digestivo permanezcan activas durante más tiempo. Estas sustancias químicas ayudan a reducir la glucemia. Los agonistas de los receptores de GLP-1, aumentan la liberación de insulina del páncreas cuando come. También ralentizan la digestión. Y los inhibidores de SGLT2 aumentan la cantidad de azúcar eliminada del organismo y de la orina. Si su diabetes no puede controlarse con dieta, ejercicio y otros medicamentos, su médico puede considerar la posibilidad de administrarle insulina. La insulina que se inyecta, ayuda a sustituir la insulina que el cuerpo produciría normalmente. Un profesional sanitario le enseñará a inyectarse justo debajo de la piel. Es posible que tenga que comprobar la glucemia con un glucómetro. Pregunte a su médico con qué frecuencia debe realizar los controles. Para ello, debe pincharse el dedo con una pequeña aguja llamada "lanceta". A continuación, debe colocar una gota de sangre en el glucómetro siguiendo las instrucciones proporcionadas con el dispositivo. En función de su concentración de glucemia, es posible que deba ajustar sus comidas, su actividad física o la dosis del medicamento, según lo indique su médico. Tratar y controlar la glucemia puede ayudar a prevenir las complicaciones de la diabetes de tipo 2. Si desea más información sobre el tratamiento de la diabetes de tipo 2, consulte a su médico.

Nucleus Medical Media Disclaimer of Medical and Legal Liability

Nucleus Medical Media ("Nucleus") does not dispense medical or legal advice, and the text, illustrations, photographs, animations and other information ("Content") available on this web site is for general information purposes only. As with any medical or legal issue, it is up to you to consult a physician or attorney for professional advice. YOU SHOULD NOT DISREGARD PROFESSIONAL MEDICAL OR LEGAL ADVICE BASED ON CONTENT CONTAINED ON THIS WEB SITE, NOR SHOULD YOU RELY ON THE CONTENT ON THIS WEB SITE IN PLACE OF PROFESSIONAL MEDICAL OR LEGAL ADVICE.

NUCLEUS DISCLAIMS ALL RESPONSIBILITY AND LIABILITY FOR ANY COUNSEL, ADVICE, TREATMENT, DIAGNOSIS OR ANY MEDICAL, LEGAL OR OTHER INFORMATION, SERVICES OR PRODUCTS THAT YOU OBTAIN BASED ON VIEWING THE CONTENT OF THIS SITE. THE INFORMATION ON THIS WEB SITE SHOULD NOT BE CONSIDERED COMPLETE OR SUITABLE FOR ANY PURPOSE WHATSOEVER.

Mature Content Disclaimer: Certain Content on this web site contains graphic depictions or descriptions of medical information, which may be offensive to some viewers. Nucleus, its licensors, and its suppliers disclaim all responsibility for such materials.

close